Cómo tratar la Depresión

Cómo tratar la Depresión

El término depresión corresponde no solamente a un descenso del humor que se manifiesta como tristeza, se trata de un proceso patológico extremadamente complejo que abarca dos fenómenos: la inhibición y el dolor moral.

Existen tres tipos de depresión: leve, moderado y grave (denominada como depresión mayor), para cuyo diagnóstico es importante que al menos durante dos semanas exista un estado de ánimo deprimido, pérdida de interés de casi todas las actividades.

En los niños y adolescentes el estado de ánimo se puede presentar como irritabilidad en lugar de tristeza.

Se ha comprobado que la depresión endógena a cualquier edad altera la actividad eléctrica del cerebro teniendo efecto a nivel intelectual, mental y físico; manifestándose los siguientes síntomas: cambios de apetito y peso, trastornos del sueño y de la actividad psicomotora, falta de energía, sentimientos de infravaloración o culpa, dificultad para pensar, concentrarse o tomar decisiones y pensamientos recurrentes de muerte, planes o intentos suicidas. Dichos síntomas tienen incidencia directa en diversas áreas del cerebro.

Neurofeedback es un entrenamiento dirigido a la función cerebral por medio del cual el cerebro aprende a trabajar de una manera más eficiente hacia patrones más apropiados de comportamiento.

Con el empleo terapéutico de Neurofeedback disminuye gradualmente el deterioro social, laboral y de otras áreas importantes de la actividad del individuo.

En algunos pacientes con depresión leve o moderada la actividad puede parecer normal, pero a costa de un esfuerzo muy importante; con protocolos especializados de entrenamiento Neurofeedback, disminuye el grado de sufrimiento del paciente, autorregulándose de manera óptima el funcionamiento del Sistema Nervioso Central activando el impulso vital y eliminando los síntomas perturbadores.

banerinterior2

Share "Cómo tratar la Depresión" via