Epilepsia y Daño Cerebral

Epilepsia y Daño Cerebral

En el mundo contemporáneo y sus actividades cotidianas conllevan riesgos que todos corremos por igual, todos podemos sufrir de un choque, una caída, un asalto o un simple golpe que nos puede llegar a ocasionar en el peor de los casos algún trauma craneal.

Lesiones, fracturas de cráneo, hemorragias y contusiones están entre los más frecuentes daños ocasionados por accidentes, cuando esto sucede es común que se formen adherencias o cicatrices en el tejido cerebral que en ocasiones actúan después de producida la herida, aunque en el transcurso puedan mostrarse daños de otro tipo, como daños epilectogéneos, comulsageneos y palimestos.

Estas lesiones se pueden presentar hasta los quince años después, aunque lo más común es que se manifiesten en los primeros dos a cinco años después del accidente.

Mediante la técnica de Neurofeedback que localiza la zona dañada con el previo mapeo cerebral, se da un efecto positivo en los daños epilépticos y demás daños que podría haber causado la lesión.

Las alteraciones orgánicas o funcionales que sufre el cerebro y cuyas consecuencias son notorias y mediables en la ejecución motora o cognoscitiva del individuo.

Una lesión cerebral a cráneo cerrado es producida por la acción interna del organismo que afecta la funcionalidad del cerebro, misma que también es producida por la ingesta accidental o deliberada de sustancias o fármacos que también puede ser producida por un trauma.

Neurofeedback es una alternativa que ayudara a que el daño cerebral o la epilepsia, muestre una gran mejoría en la respuesta de las órdenes que manda el cerebro al cuerpo, disminuyendo varios de los síntomas causados por alguno de estos daños.

banerinterior2

Share "Epilepsia y Daño Cerebral" via